655 182 953 | 717 700 730
cantabria@accuesp.com

Enfermedad Inflamatoria Intestinal Pediátrica

Enfermedad Inflamatoria Intestinal Pediátrica

La Enfermedad Inflamatoria Intestinal Pediátrica (EII-p), al igual que la Enfermedad Inflamatoria Intestinal en el adulto, agrupa un conjunto de 3 entidades cuya característica principal es la inflamación crónica en diferentes localizaciones del tubo digestivo, cursando con periodos de actividad y remisión.

Las características de la inflamación y su localización dependen de la enfermedad de la que se trate:

      • Enfermedad de Crohn: la más frecuente de ellas, pudiendo afectar cualquier tramo del tubo digestivo, desde la boca hasta el ano.
      • Colitis ulcerosa: afectación exclusiva del colon.
      • Colitis indeterminada: la menos frecuente y con rasgos compartidos tanto de la enfermedad de Crohn como de la colitis ulcerosa.

La importancia del conocimiento de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal Pediátrica radica no sólo en el aumento llamativo de su incidencia en los últimos años en todos los países europeos (a expensas principalmente de la Enfermedad de Crohn), sino en las diferencias de esta enfermedad en el niño con respecto al adulto, tanto en sus síntomas y forma de presentación, como en el manejo, tratamiento y repercusiones biopsicosociales, al tratarse el niño de un individuo en crecimiento, desarrollo y maduración.

EL síntoma fundamental de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal Pediátrica es el dolor abdominal crónico y recurrente. Sin embargo, en la Enfermedad de Crohn, los síntomas iniciales suelen ser inespecíficos y de curso lento (anemia ferropénica, retraso en el crecimiento y retraso puberal…), lo cual dificulta y retrasa el diagnóstico (sólo un 25% debutan con dolor abdominal, diarrea y pérdida de peso).

En la Colitis Ulcerosa los síntomas son más similares a la enfermedad adulta.

El reto en el tratamiento de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal Pediátrica es controlar la inflamación intestinal con la menor repercusión posible en el crecimiento, el desarrollo, la calidad de vida y las posibles repercusiones psicológicas y sociales (disminución de la autoestima, ansiedad, angustia, depresión y percepción de disminución de la calidad de vida, entre otros).

Las opciones terapéuticas disponibles son la Nutrición enteral exclusiva, los corticoides, los fármacos inmunomoduladores y los fármacos biológicos (cada vez más empleados).

La nutrición enteral exclusiva a día de hoy, es considerada la terapia de elección en el primer brote de Enfermedad de Crohn, con una eficacia incluso superior al tratamiento con Corticoides, con la ventaja de evitar sus efectos secundarios y permitir la puesta al día del calendario de vacunación previo al inicio de otros tratamientos.

A pesar de que la Enfermedad Inflamatoria Intestinal es menos frecuente en el niño que en el adulto, es importante el conocimiento de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal Pediátrica, dado que una tercera parte de las Enfermedades Inflamatorias Intestinales debutan en la infancia, y son pacientes que van a llegar a precisar una correcta transición desde el Gastroenterólogo Pediátrico al Gastroenterólogo de adultos.

Existe un conocimiento cada vez más extendido de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal Pediátrica, que unido a la creación de Unidades Multidisciplinares en hospitales pediátricos, está contribuyendo a la mejora de la realización de un diagnóstico precoz y a un abordaje multidisciplinar.

 

Texto revisado por la Dra. Mirian Palacios Sánchez, Pediatra Especialista en Gastroenterología y Nutrición, del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, Santander.

 

Última actualización 26/01/2018

 

Uso de cookies.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies